Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Afiliados Hermanos
Recursos y Directorios
Afiliados elite
Palabras claves

Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Últimos temas
» Instituto Hanakotoba {Elite}
Jue Dic 29, 2016 1:02 pm por Invitado

» American Gangster — Afiliación Normal
Miér Dic 28, 2016 1:38 pm por Invitado

» La Pluma y la Ficción [Confirmación - Elite]
Miér Dic 14, 2016 5:03 pm por Invitado

» Tír na nÓg - Afiliación élite
Vie Dic 02, 2016 12:50 pm por Invitado

» Edurnen chronicles - afiliación elite
Jue Dic 01, 2016 4:18 am por Invitado

» Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]
Vie Nov 25, 2016 4:02 pm por Simo Häyhä

» The Last Hope [Confirmación]
Mar Nov 22, 2016 1:27 pm por Invitado

» Hola soy nuevo (?)
Lun Nov 21, 2016 7:48 pm por alexander anderson

» Registro de Físicos ─ Obligatorio
Lun Nov 21, 2016 7:33 pm por alexander anderson

» RatbagPunce —Confirmación elite.
Lun Nov 21, 2016 7:35 am por Invitado


De exposiciones y expuestos de invierno {William Levenson-Gower}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De exposiciones y expuestos de invierno {William Levenson-Gower}

Mensaje por Ellenore el Sáb Sep 10, 2016 9:53 am

Esta noche tu espalda debe ser cuidada para evitar la puñalada.

Las últimas palabras de Él antes de emprender el viaje revolotearon en su cabeza cual recordatorio funesto, durante el trayecto se estuvo preguntando si la advertencia estaba íntimamente ligada a ese negocio, si algo iba a salir tan mal como para causar preocupación. No era la primera ni sería la última vez que trataba con transacciones sensibles, tampoco esperaba que todo se desarrollara con unicornios rosas y arcoíris, nunca era de ese modo en esa clase de tratos, especialmente con nobles.

Volviendo a la advertencia, Ellenore no parecía nerviosa ni preocupada, desde que formó aquel pacto con el antiguo espíritu sumerio se encontraba más segura, como si ese lazo bastara para incluir nuevas reservas de fuerzas. En realidad era más simple, ya no estaba sola en ese asunto, contaba con la sabiduría y experiencia de un rey y un guerrero, uno en el cual depositaba su entera confianza. Aunque no estaría con ella siempre le bastaba con el nexo dibujado en el dorso de la mano.

El viaje fue largo y tranquilo, el paisaje variaba muy poco, con la constante de que cada vez se notaba más la nieve cubriendo los alrededores. Finlandia como todo país escandinavo que se precie es renuente a entrar en calor, en esa época en particular parecía imposible para la primavera llegar. No le era desconocido el problema que atravesaba el país, su asedio, su propia guerra. El anciano Endler le dijo que probablemente los nazis y la Organización Thule tendrían éxito y muy pronto la paz llegaría a ellos, Ellenore no sintió ni una pizca de alivio.

Una vez en Helsinki comenzaron los preparativos del salón, el lado positivo de ese clima invernal era que Ellenore podía estar a la luz del día, las nubes obstruían casi todo el sol, con las ropas adecuadas y una sombrilla le era posible salir. En esos intervalos pudo observar más de cerca la situación de los habitantes, las pocas tiendas abiertas, casi ninguna persona en la calle, ni un solo niño en las escuelas. Sentía un profundo desasosiego sobre todo al ser consciente de su posición como representante de la familia Endler en Thule.

Al siguiente día Ellenore pasó la mañana y parte de la tarde en un lugar que el resto de sus compañeros ignoraba. Cuando se trataba de su descanso era el doble de precavida que en la mayoría de las cosas, pues son las horas más vulnerables de un Dead Apostol y sobre ella ya pesaba una advertencia. Durmió hasta poco después de mediodía, se alimentó debidamente con las bolsas de sangre que la familia Endler le proporcionaba para evitarle una de sus taras más grandes. Tomó una ración extra por precaución, esa noche deseaba estar fuerte para lo que pudiese ocurrir.

En las noches Helsinki no era diferente de una ciudad fantasma, y pasaría por una de no ser por puntuales lugares donde había actividad, entre ellos una galería de arte que por influencias superiores ofrecía una exposición esa noche para una limitada lista de invitados en los cuales figuraban hombres y mujeres de la alta sociedad. En paralelo, clientes con los que ya se tenían acuerdos se reunían en otro salón anexo dedicado exclusivamente a los negocios, varios anfitriones se encargaban de cerrar acuerdos mientras discurría el servicio de bebidas y bocadillos.

Ellenore llegó sola, sin ningún tipo de escolta, por su eterna juventud parecía más una chiquilla extraviada que la dueña de toda esa empresa clandestina. Si no fuera por la seguridad de sus andares y que su rostro era conocido por algunos se le habrían acercado para guiarle a la salida. Nunca lo decía, pero sentía gusto al ver las caras contrariadas de los primeros clientes cuando la conocían, confundiéndola siempre con la hija aprendiza del dueño o cosas similares. Como se precia en esos eventos iba pulcramente arreglada, llevaba un vestido verde selva y su cabello estaba recogido en un peinado de ornamentadas trenzas a los lados hasta terminar en un rollo. Por costumbre más que por seguridad traía los guantes blancos de seda, cubriendo la huella del contrato.

Se dirigió a la mesa dónde se abriría el trato por algunas obras de arte, y probablemente alguno de los objetos de valor monetario e histórico que muy pocos eran capaces de pagar, o de intercambiar. Uno de sus socios se levantó de la misma mesa y caballerosamente le ofreció la silla, se saludaron e inmediatamente comenzaron a hablar mientras esperaban.
Ellenore
Vampiro
avatar
Mensajes :
5

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.