Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Afiliados Hermanos
Recursos y Directorios
Afiliados elite
Palabras claves

Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Últimos temas
» Instituto Hanakotoba {Elite}
Jue Dic 29, 2016 1:02 pm por Invitado

» American Gangster — Afiliación Normal
Miér Dic 28, 2016 1:38 pm por Invitado

» La Pluma y la Ficción [Confirmación - Elite]
Miér Dic 14, 2016 5:03 pm por Invitado

» Tír na nÓg - Afiliación élite
Vie Dic 02, 2016 12:50 pm por Invitado

» Edurnen chronicles - afiliación elite
Jue Dic 01, 2016 4:18 am por Invitado

» Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]
Vie Nov 25, 2016 4:02 pm por Simo Häyhä

» The Last Hope [Confirmación]
Mar Nov 22, 2016 1:27 pm por Invitado

» Hola soy nuevo (?)
Lun Nov 21, 2016 7:48 pm por alexander anderson

» Registro de Físicos ─ Obligatorio
Lun Nov 21, 2016 7:33 pm por alexander anderson

» RatbagPunce —Confirmación elite.
Lun Nov 21, 2016 7:35 am por Invitado


Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Herr Doktor el Sáb Sep 10, 2016 11:36 pm

Helsinki, Finlandia — 29 de Noviembre de 1939

—¡Esto es difamación! —el general golpeó con su puño la mesa, algunas figurillas sobre mapas cayeron —¡Nosotros no tenemos nada que ver con lo de Mainila! Nuestras tropas se habían replegado días antes, ¿acaso los rusos son idiotas?

Alrededor de la mesa se encontraban discutiendo varios altos funcionarios, tanto militares como políticos e incluso religiosos, de Finlandia; tres días atrás la aldea rusa de Mainila fue atacada por tropas desconocidas, la Unión Soviética decidió acusar a Finlandia como el perpetuador de tal masacre de civiles y fuerzas armadas soviéticas. Ambas naciones ya tenían un largo historial de guerras, y todas habían sido por cuestiones de territorio, al parecer los rusos querían con mucho ahínco el apoderarse de Finlandia.

—No lo son, ¿¡qué no te das cuenta que nos han inculpado?! —le respondió un hombre vestido de traje sastre color gris tras su corta participación los demás comenzaron a hablar entre si, a gritos, por lo que no mucho se pudo distinguir entre la cacofonía de voces.

Se trataba de una habitación que se encontraba en una localización sólo conocida por los presentes, servía de sala de juntas de la más alta importancia; debido a que muchos estaban fumando, el olor a cigarrillo y puros inundaba la misma, así como el aroma de caros licores. El cuarto estaba iluminado por bombillas eléctricas de luz amarillenta, había una en particular que no había dejado de parpadear, de forma intermitente, desde que la encendieron.

Un hombre rubio y gordo, con el uniforme verde de un soldado alemán observaba el altercado detrás de una cortina roja; sus redondas gafas de marco café brillaron cuando las acomodó en su sitio ayudado del dedo índice y su perlada sonrisa estaba llena de alegría. A su lado se encontraba un flacucho más alto, con pinta de ser un médico acabado de salir del quirófano por la cantidad de sangre en su otrora blanca bata; sus redondas gafas no dejaban ver sus ojos y contaban con pequeñas lentes alrededor de los mismos, pero por el hecho de que se mordía un enguantado dedo para suprimir su voz, se puede decir que moría de ansias para intervenir en la reunión.

Ellos se habían "autoinvitado", no se les pasaba la oportunidad de atraer gente para la causa nazi, la oferta que querían proponerles era una a la que los finlandeses no podían rehusarse. Si bien Finlandia tenía la ventaja de conocer el territorio de primera mano, en cuanto a números eran superados por los rusos; podría decirse entonces que estaban en una situación por demás precaria. Cuando comenzaron a golpearse algunos de los presentes, fue hora de atender a la señal de pánico absoluto; las cortinas se abrieron y revelaron a los dos alemanes ocultos.

—Caballeros, —dijo, con voz fuerte el hombre regordete —no es el momento de entrar en pánico —los presentes dejaron de hacer aquello en lo que se ocupaban para observar, perplejos, al par que no habían invitado.

—¿¡Quiénes son ustedes?! —el general caminó hacia ellos, esperando una respuesta; este era un concilio secreto, era imposible que esos extraños estuvieran ahí.

Fue la mano de uno de los políticos más silenciosos la que le detuvo, en su mirada estaba la resolución; a pesar de no ser muy influyente, su mirada le heló la sangre al general. Él había combatido en la Primera Guerra Mundial y nada le había detenido, hasta el día de hoy; sintió cómo las rodillas se le debilitaban: tenía miedo, y no podía hacer algo al respecto, terminó por sentarse en la silla más cercana antes de que cayera de forma vergonsoza.

—Nosotros, general, somos sus amigos —hizo una reverencia con un dejo de broma, la gabardina color caqui que tenía sobre los hombros rozó el suelo —El Führer les tiene en alta estima y hemos venido en su auxilio —las voces de los funcionarios no tardaron en alzarse en confusión: un par de nazis estaban en la sala.

—Déjenles hablar, a situaciones desesperadas medidas desesperadas, si no nos gusta lo que dicen tenemos a varios soldados valientes en la habitación que podrán deshacerse de ellos —esto pareció calmarlos un poco, era verdad lo que decía.

—Como les decía, antes de la interrupción, venimos en son de paz y con una propuesta beneficiosa para ambas partes —el hombre delgado sonrió de forma ansiosa —Nosotros les ayudaremos a deshacerse de la amenaza soviética

—Pero todo tiene un costo con ustedes, ¿qué piden a cambio? —un clérigo, joven para su rango, le interrogó.

—Nosotros no pedimos algo muy importante en realidad: libre paso de nuestras tropas hacia Rusia —muchos se sorprendieron, pero no dijeron nada —Es una petición muy simple, de hecho, no pedimos que nos den suministros; la ayuda será equivalente a nuestra condición.

La escena que hasta hace poco había terminado, volvió a comenzar; muchos líderes estaban en contra de aceptar la ayuda de Alemania, después de todo no querían enemistarse con los países Aliados... pero ellos tampoco les habían ofrecido auxilio, incluso si el agravio era evidente para todos.

—Hemos decidido considerar su oferta pero, ¿con qué nos apoyarán? Sé que las armas de fuego y vehículos de guerra son costosos —el traje gris del hombre, a diferencia de los demás, estaba completamente seco, al parecer la presión no había hecho mella en él.

Ambos alemanes comenzaron a dirigirse hacia la puerta de la habitación, planeaban irse, así sin más; antes de llegar a la salida, el soldado respondió: No es un "qué", sino "quién" —los dos salieron por la puerta, dejando a los finlandeses arreglarse entre ellos.

El soldado regordete chasqueó los dedos en dirección hacia su compañero, que estaba detrás de él —Dok, llama al francotirador.

—A la orden, Major —el hombre delgado sacó una radio portátil y sólo dijo: Avance, Kuro no Shinigami.

Notas:
Simo debe aparecer el 30 de noviembre, sin embargo eres libre de llegar como gustes, no hay regla en eso.

Disculpa la tardanza, cualquier detalle, comunícate conmigo, incluso si son quejas de la redacción o la historia; mi fuerte no es la historia de Finlandia y menos en WWII y eso que leí la wikipedia, como estudiante de prepa, así que cualquier crítica se recibe.


Última edición por Herr Doktor el Dom Oct 16, 2016 9:12 pm, editado 4 veces
Herr Doktor
Admin
avatar
Mensajes :
132

Localización :
Top Secret

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Simo Häyhä el Dom Sep 11, 2016 10:15 am

Me habia alistado a la fuerza alemana hace un tiempo, mi objetivo original de encontrar a quienes mataron a mi Jia Li y Benio; debia recuperar a mi esposa Akame Yun y a mi hermanastra Taimi de las garras sovieticas.

Luego de un tiempo me habian fichado como un Special, un hombre con capacidades extrañas y que puede controlar los elementos a su antojo. Ahi fue cuando descubrí el nombre de mi mutacion; Soy un ESPer Electrico, unico en el mundo.

Conocí a Herr Doktor, por las tropas de baja clase conocí que era quien comandaba la avanzada alemana hacia Rusia. Me dijo que quería tenerme como arma contra Rusia. Le conté acerca de mi objetivo, me prometió ayudarme a salvarlas, luego de salvarlas les daría proteccion hasta que esto acabara. No debia confiar en el pero algo dentro de mi me decía que era la unica opcion para no tener a 2 bandos en contra.

Acepté su oferta, sin antes pedir ciertas condiciones.

Quiero matar con mis propias manos a quien masacró a mis pequeñas, proteccion a mi familia y cobijo lejos de la guerra. Solo con eso estaré gustoso de ayudarlos a acabar con ellos - Un papel fue firmado, me dieron equipamiento para pelear, pero lo rechacé, me dijeron que debia llevar un transmisor y radio para comunicarme con ellos, acepté no de muy buena manera.

Ahora me encontraba esperando su señal, me dijeron que debia esperar cerca de alguna avanzada rusa y justo habia llegado una en Helsinski; mientras espero llamo a Katyusha para que me diga que piensa, pues es el unico apoyo que poseo en este momento

Dime que piensas del Doktor, crees que es de fiar? No estoy seguro de que haya sido una buena decisión, pero, es la unica opcion pertinente y aceptó las condiciones. De ahora en adelante es nuestro jefe, asi que debemos seguirlo cueste lo que
cueste
- Katyusha se sienta a mi lado y empieza a hablarme

Bueno, yo siempre seguire tus ordenes, puesto que soy parte de ti, no podria ir en tu contra aunque quisiera. Solo puedo apoyarte en tus batallas con informacion enemiga, puesto que sigues sin tener energia suficiente para poder tenerme peleando; deberias dejar de prestarme atencion, la avanzada se dipone a atacar el pueblo - Ella habia visto algo que no vi antes, una cantidad exorbitante de tanques rusos.

¿Que se diponian a hacer en Helsinski? - Pensaba mientras Katyusha desaparecia y mi arma brillaba.

Hora de esperar ordenes, y afortunadamente habian llegado, Herr Doktor dijo "Avance, Kuro No Shinigami". Era mi turno de atacar

A la orden Doktor, de por seguro que esta avanzada sufrira las consecuencias de enfrentarse a usted - Un disparo habia sido disparado y un soldado habia muerto. Me localizaron y empezaba una batalla campal
Simo Häyhä
Humano
avatar
Mensajes :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Herr Doktor el Dom Sep 18, 2016 6:46 pm

El amor entorpece al intelecto; esa era una de las frases que Herr Doktor mantenía siempre en mente, podría decirse que se trataba de una de las muchas minutas que le ayudaban a definir su comportamiento. Sin sorpresa para él, la mayoría de los reclutas de Thule se habían unido a la organización por ese motivo; después de todo, el amor no siempre está relacionado con el romance, sino tambien a tu patria, a tu seguridad o simplemente al morboso conocimiento.

Pero la venganza es el combustible perfecto para la manipulación, al saber jugar muy bien sus cartas se había hecho de un prometedor elemento, un francotirador de nombre Simo Häyä quien, para su deleite, también era un ESPer. Su sed de justicia ante el asesinato de sus hijas así como su misión para proteger lo último que le quedaba de familia fueron dos factores decisivos para reclutarle como agente de Thule.

Con la ayuda del bélico Mayor, quien era el vocero de Thule debido a sus dotes de orador, habían convencido a uno de los funcionarios de finlandeses de identidad irrelevante para que aceptaran su propuesta. En realidad, el científico no era muy versado en lo que a estrategias militares se refiere, sin embargo para eso había llevado al regordete soldado, de quien sobra decir que era una de las mentes maestras del frente alemán más prodigiosas que se había visto en cincuenta años.

Simo Häyhä escribió:A la orden Doktor, de por seguro que esta avanzada sufrira las consecuencias de enfrentarse a usted

El científico sonrió de satisfacción y mostró más aún los dientes cuando el solitario disparo de un rifle de francotirador hizo eco en la oscuridad de la noche. Todo apuntaba a que los soviéticos no habían esperado la respuesta de las fuerzas finlandesas, al parecer estaban ansiosos por echar mano del territorio extranjero y añadirlo al suyo lo antes posible. Se trataba de un enfrentamiento que en realidad jamás había terminado, sólo pequeños recesos para reagrupar fuerzas; los soviéticos eran tenaces y por lo visto la paciencia se les había agotado.

Ahora mismo Ejército Rojo de Stalin avanzaba hacia la línea Mannerheim y buscaban retribución hacia una masacre que ellos mismos habían realizado en su propio territorio, ¿y decían que los nazis eran crueles? Las almas de los aldeanos de Mainila clamaban justicia desde sus tumbas y bajo esa razón marchaban los soldados soviéticos, engañados, hacia su inminente perdición; si hubieran sabido la verdad detrás de la ruptura de tres diferentes treguas y lo que eso causaría en eventos a mayor escala, jamás hubieran accedido a participar... o por lo menos no hubieran ido tan entusiasmados.

Se trataba de cuatro ejércitos bajo el mando del comandante de 2º rango Kirill Meretskov y el plan era atacar la frontera finlandesa; superaban a las fuerzas finlandesas en número y armamento: una abrumadora cantidad de de tanques y aviones les acompañaba.

Para defender su territorio, los finlandeses contaban con 180 000 hombres en total y dispersos por toda la frontera; todos entrenados en tácticas de guerrilla, en el uso de esquíes como medio de transporte, contaban con la ventaja de ser del "equipo de casa" y obtenido trajes de camuflaje eficientes. Sin embargo, no eran suficiente, pues su armamento, aunque del mismo calibre, era mínimo.

Sería el apoyo por parte de la Sociedad de Thule lo que definiría la batalla de hoy; el Kuro no Shinigami volvió a recibir un comunicado en el radio portátil que le dieran los alemanes, la órden era simple: abrirse paso entre las líneas rusas, costara lo que costara, y terminar con la vida del comandante Meretskov en la ciudad de Viipuri. Aunque simple, éste acto podía ser de peso para vencer a los soviéticos, pues él había sido quien planeara toda la operación el verano de ese mismo año.

El comandante era astuto, su localización, aunque aún desconocida era una pieza clave para la misión de Häyä; sin embargo, para poder llegar a su meta lo esperaba la infantería de a pie y a varios kilómetros de distancia. La única forma en que lo lograría era seguir la costa del Golfo de Finlandia y no morir en el intento de atravesar la nieve; al día de hoy, la temperatura había alcanzado -40°C.

Su posición había sido ya descubierta, así que tres exploradores habían sido enviados a investigar su puesto; todos armados con Tokarevs TT-33 y rifles que cargaban en la espalda, uno había avanzado con la pistola automática en mano por su más fácil uso y los otros dos le cubrían con los rifles. Rodearon el edificio, dejando a uno de los que usaban rifle en la entrada trasera del mismo; de esa forma, entraron los otros dos soldados, avanzando rápidamente para subir por las escaleras principales hacia la azotea del edificio.

Datos:
Ninguno ha visto a Häyä, sólo saben sobre qué edificio se encuentra; puedes elegir atacarlos o escapar de ellos.
Herr Doktor
Admin
avatar
Mensajes :
132

Localización :
Top Secret

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Simo Häyhä el Sáb Sep 24, 2016 6:30 pm

Estaba a punto de partir en mi viaje para completar mi mision, pero de pronto siento unos pasos cerca de mi. Parecian ser soldados, pero no queria saber de que equipo eran, era arriesgado hacer tal maniobra. Lo mas prudente que podia hacer es esconderme en un edificio a la espera de que ellos se fueran

Pero lamentablemente ellos me habian localizado, como a mi me gusta llamar la atencion para que se concentren en ello mientras me muevo, no iba a perder esta oportunidad para matar a algunos rusos. Tenia un poco oxidado lo de disparar pero ya me volveria a acostumbrar. Salto al primer piso y me intento ocultar detras de uno de los 3 soldados, sacando mi shocker y haciendo que conduzca un poco de electricidad la clavo en su cuello para evitar manchar mucho el traje que usaré para inflitrarme en las tropas enemigas. Puedo hacer esto por que sus compañeros lo dejaron solo mientras subian por las escaleras para buscarme en el resto del edificio. Ellos no saben que se enfrentan a un ESPer, y tampoco lo sabrán, pues de ahi viene mi nombre. Ser la muerte antes de que puedan pedir auxilio

Habilidades:


Estado de Simo:

Salud: 100% (750 HP)
Estamina: 91,7% (825 SP)
Habilidades Neutras:

ESPer Electro 3: Daga Electrificada: su Bahamut es una daga hecha de tungstenita cargada, capaz de aumentar en gran medida su capacidad eléctrica, pudiendo electrificar su cuerpo y atacar a mediana distancia con pequeños rayos eléctricos y a corta distancia con choques de carga.
EFECTO:
Efecto de corta distancia: cuesta 75 MP y dura 3 turnos durante los cuales sus tiradas de ataque normal recibirán una bonificación de +135.
Tipo: neutro al activarse, automático durante los demás turnos de efecto.

Habilidades automaticas:

-Utiliza una Daga/Cuchilla de tungstenita cargada, llamada Shocker
EFECTO:
Bonifica en +15 las tiradas de ataque y bloqueo en que se utilice el arma.
Tipo: automática pues son las cualidades del arma.

Efectos Activos:

-Simo no ha sido detectado, por tanto uso mis 2 acciones como ofensivas hacia el soldado que ataco por detras

Dados:

#1 y #2 son ataques con Shocker (daga)


Última edición por Simo Häyhä el Sáb Sep 24, 2016 6:37 pm, editado 2 veces
Simo Häyhä
Humano
avatar
Mensajes :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Zufall el Sáb Sep 24, 2016 6:30 pm

El miembro 'Simo Häyhä' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Acción ofensiva' : 1, 1, 6, 6, 6, 9

--------------------------------

#2 'Acción ofensiva' : 5, 7, 8, 10, 4, 1
Zufall
avatar
Mensajes :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Herr Doktor el Lun Oct 03, 2016 6:20 pm

Ambos soldados entraron al edificio, se trataba de un almacén con pisos de madera y no muy bien preservado, el aroma a humedad le delataba; el crujido del suelo, que parecía que en cualquier momento se partiría por el peso de ambos rusos no les molestaba, bien podían caer al vacío y les valdría un bledo ¡Lo sucedido en Mainila no quedaría impune! Corrieron en la dirección de donde provenía el ruido de distracción del finlandés, la trampa había funcionado pues, desapercibido para ellos su objetivo había aterrizado, con una gracia sólo vista en él y adquirida a través del arduo entrenamiento; no pasó mucho para que reclamara la primera víctima en una maniobra de cuerpo a cuerpo.

El grito ahogado del soldado soviético se escuchó en el callejón trasero del edificio, sin embargo, la cacofonía general del campo de batalla lo hizo pasar por insignificante a oídos de sus dos compañeros. Ellos esperaban que él les avisara si el francotirador escapaba, mas no le fue posible en ese momento, es más no podía moverse ni gritar debido a la puñalada en su garganta; la electricidad que atravesó su cuerpo le dejó en shock y ahora mismo convulsionaba, era un milagro el que siguiera con vida. Aparentemente los soviéticos no eran como los soldados a los que se enfrentara en el pasado; en términos de habilidad podían ser humanos comunes y corrientes, pero su resistencia y tenacidad eran inhumanas.

La boca se le llenó de sangre, misma que manchó la blanca nieve finlandesa; soltó su rifle por los espasmos en sus extremidades y no pudo siquiera frenar la hemorragia en su cuello, lo más probable es que tuviera quemaduras internas, típicas en los caoss de electrocución. El elemento de Thule era un experto en el asesinato silencioso y, aunque no lo había matado del primer golpe, servía a sus propósitos, ahora no era más que un saco de órganos medio muerto y que no pediría ayuda ni sobreviviría para ver el siguiente día.

Sin embargo, las dificultades en el camino de Simo no hacían más que aumentar, claro, había derrotado a un soldado y era probable que usara su uniforme; a 50m desde su anterior puesto lo esperaban dos tanques que avanzaban rumbo al Ayuntamiento. Los dos soldados que habían subido, al no encontrar al susodicho francotirador iban bajando ya las escaleras; aunque les tomaría el mismo tiempo que usaron en subir. Sin embargo, había una esperanza: justo a 30m, y en en mismo callejón en donde estaba, una alcantarilla había sido instalada diez años atrás; bien podría ser un golpe de suerte, pero los planes de urbanización habían sido sus aliados si él se lo proponía.

Notas:
¡Disculpa la mega tardanza y corta longitud del post! Cualquier duda o mentada de madre, puedes contactarme.

Infantería de a pie:
Fuerza C --> 8d10/+75 ATK físico/+25 bloqueo  
Resistencia D --> 600 HP/5d10/+15 bloqueo
Agilidad E --> 2d10/+15 esquives/+5 bloqueo
Estamina D --> 600 EP/+45 tiradas de habilidad

Resultado de las tiradas

#1 'Acción ofensiva' : 1 + 1 + 6 + 6 + 6 + 9 = 29 + 60ATK + 135(Electro 3) + 15(Shocker) = 239

#2 'Acción ofensiva' : 5 + 7 + 8 + 10 + 4 + 1 = 35 + 60ATK + 135(Electro 3) + 15(Shocker) = 245

HP: 600 - 484 = 116MP

El soldado no puede tirar defensa, de ninguna forma, dado que no esperaba ese tipo de ataque; él sigue vivo, pero no puede moverse debido a que está en shock, así que tienes un turno para moverte y tomar el uniforme soviético; en el siguiente turno ya podrás ser capaz de tratar de escapar de Helsinki. La alcantarilla está directamente en paralelo con la trayectoria de los tanques; pero hay un edificio entre ellos y Simo.
Herr Doktor
Admin
avatar
Mensajes :
132

Localización :
Top Secret

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Simo Häyhä el Lun Oct 03, 2016 7:19 pm

Habia atravesado el cuello del soldado, mas no matarlo con el golpe. De que estaban hechos estos soldados, antes podia atravesar a 3 con el mismo golpe; parece que los años sin pelear me han hecho efecto. Segun los datos que llevaba el soldado, habia una alcantarilla cerca de mi posición. Era mejor irme de alli pero, no queria irme sin algo de daños a los rusos. Parece ser que las alcantarillas pasaban por debajo de donde estaban los tanques que decian las radios rusas. Habiendo puesto mi mano en la pared del edificio y sentia como los soldados se habian dado cuenta de que era una distraccion.

Hora de largarse del lugar dejando un regalito a los rusos. Habia corrido hacia la alcantarilla y abriendo rapidamente la tapa del mismo, caigo dentro. Segun los planos, debia seguir uno de los lados para poder salir de Helsinski, hacia el otro llegaria al lugar donde estaban los tanques. La decision era dura, pero lo mejor era, irme de alli, pero este cuerpo era un rastro el cual alertará al resto, lo mejor era llevarmelo hasta la alcantarilla y que ellos ya intentaran encontrar a su compañero.

No queria que me interrumpieran mientras me iba. Mientras caminaba llevando el cuerpo del soldado, una linea de sangre quedaba impregnada en la nieve. Eso no me ayudaba mucho; pero tampoco eran tan malo. Quiza pueda usarlo a mi favor. Habiendo llegado a la entrada a la alcantarilla, le quito la ropa al soldado y la pongo en mi bolso, luego me la pondré. Ahora es tiempo de salir a completar mi mision

Tomando mi radio le digo al doktor - Oiga Doktor, parece que hay una persona que no quiere que usted pase a Rusia, que hago con tal sujeto? - Esperando por su respuesta, camino hacia fuera de la ciudad por debajo de la misma, esperando que no haya algun contingente esperando fuera

Notas:

Me llevo la ropa del soldado y dejo al cadaver arriba de la alcantarilla. Habiendo dado el aviso al Doktor, me encamino hacia las afueras de Helsinski

Simo Häyhä
Humano
avatar
Mensajes :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Herr Doktor el Lun Oct 03, 2016 9:58 pm

La treta del finlandés habría sido perfecta, de no ser que dejó un hilo de sangre que guiaba a la alcantarilla y al soldado soviético que estaba al borde de la muerte. Ahora mismo se encontraba en el drenaje de Helsinki, por fortuna el invierno había servido para que no se hundiera; la suciedad líquida, habitual en otras tuberías, se había congelado por completo mas eso no aminoraba la peste que ésta emanaba.

Sus compañeros, ya en la primera planta se dirigieron al callejón de atrás y buscaron a su compatriota, sin éxito hasta que miraron hacia el suelo y vieron el río de sangre que iba en una dirección específica; no lo pensaron dos veces, sabían que estaba herido y posiblemente muerto, era probable que el francotirador tuviera un compañero y los habían engañado desde el inicio.

Con prestesa, ambos hombres corrieron para encontrar a su compañero en ropa interior y con una herida en el cuello; ambos sabían que moriría en cuestión de segundos y que su asesino se encontraba cerca. A pesar de que, lo más lógico en éste caso era que se tratara de una trampa, el deber que tenían para con su compañero les hizo abrir la alcantarilla y bajar por la escalera de servicio, sin detenerse a preguntarse por qué era que Ivar no tenía uniforme; el uso de una lámpara les hubiera sido de mucha ayuda, sin embargo no tenían tiempo, el enemigo podía estar relativamente cerca de ellos y obviamente escapaba, por lo que cuidaron de dejar la tapa abierta.

Sin embargo fue en vano, ellos no estaban familiarizados con el drenaje de Helsinki por lo que hicieron todo lo contrario a Häyhä: caminaron hacia debajo del tanque y siguieron su camino, de forma que se perdieron y no pudieron salir durante las siguientes tres horas. De haber conocido los planos que al finlandés le habían proporcionado los alemanes, hubieran sabido hacia dónde se dirigía él, es decir, el desembocadero de las aguas negras de la ciudad.

卍 卍 卍 卍 卍 卍 卍

El Doktor, que ya había abandonado la ciudad y estaba ahora mismo dentro de un vehículo blindado recibió una señal del radio portátil que cargaba dentro de su sucia bata. La voz del otro lado sólo dijo:

Simo Häyhä escribió:Oiga Doktor, parece que hay una persona que no quiere que usted pase a Rusia, que hago con tal sujeto?

—Recuerde a lo que va: termine con su objetivo de la forma más limpia posible, sin dejar migajas —con eso, cerró la transmisión.

Lo que le quiso decir, en forma de clave fue: asesine a Meretskov, pero sin dejar pistas de quién lo hizo; todo esto debido al Pacto Ribbentrop-Mólotov, si los rusos se enteraban o tenían siquiera la más remota idea de que los alemanes no habían cumplido con su parte del trato, los planes del Führer se irían por el caño y con ellos el financiamiento de Thule.

Spoiler:
A partir de aquí ya puedes salir de la ciudad, el vertedero de aguas negras queda rumbo al mar, pero puedes bordearlo y seguir la costa hasta Viipuri. Recuerda: no pierdas la costa de vista, o te habrás perdido; el cómo entres a la ciudad queda a tu discresión, al llegar a la ciudad debes comenzar a buscar la tienda de Meretskov. De acuerdo a Google maps, a pie, de Helsinki a Viipuri debes hacerte unas 43 horas de viaje, toma en cuenta que hay nieve y demás de por medio, el caminar no es tan sencillo como si lo hicieras en verano.

Viipuri está peor que Helsinki (dado que fue de las primeras ciudades en ser atacadas), aquí ya hay edificios derrumbados y andan bombardeando los aviones.
Herr Doktor
Admin
avatar
Mensajes :
132

Localización :
Top Secret

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Simo Häyhä el Miér Oct 05, 2016 2:08 pm

Ya iba llegando a la salida de esta alcantarilla sucia y negra. Para mi fortuna Katyusha me dio la informacion para poder andar debajo sin usar luces, de otra manera pude haber caido y haberme hecho daño. Menos mal tengo a mi pequeña ayuda.

Habiendo salido de la ciudad estaba pensando hacia donde debia ir, debia ir a Viipuri, conocía este lugar, conocia el camino mas corto, hora de zarpar en alta mar para llegar mas rapido. Me apresuro para pasar a traves de tropas de tierra y llegar al muelle. Varios botes habian sido abandonados, avanzare por este medio hasta el siguiente puerto pesquero.

Esto tardaria un buen tiempo, pero era mucho mejor. Ahora queda usar los botes y llegar alla.

Oye jefe, me puedes decir que piensas hacer con ese bote? No me obligaras a remar cierto? Sabes que soy un familiar pero no soy tan fuerte - Me reia, otra vez podia reir. Katyusha siempre encontraba una forma de alegrarme, pues ella estaba viendo en mi una caida de animo por mi mision

No te preocupes pequeña, puedes descansar, yo nos llevare a Viipuri, quiero destruirlos y reencontrarme con mi familia, ademas, haré que te presentes ante ellas - Le doy un beso en la frente, y me pongo a remar mientras Katyusha dormia, si, suena raro que el espiritu de un arma pueda dormir, pero esa es su compensación para manifestarse, yo no habia comido nada, pero llevaba algo en el bolso, asi que me pongo a comer mientras veia hacia donde nos dirigiamos

notas:


Quisiera que tu puedas dar las indicaciones de como fue mi viaje, es mas divertido. El camino de Simo esta en bote por la costa. Luego de 1 dia avanzará a pie. Llegando a Viipuri por el puerto pesquero de la ciudad.

Simo Häyhä
Humano
avatar
Mensajes :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Herr Doktor el Lun Oct 17, 2016 12:42 am

Las aguas del Golfo de Finlandia eran traicioneras, y más en invierno; ahora mismo había una espesa neblina sobre el agua salada y, a pesar de que las características del mar no permitían que sucediera esto, había varias placas de hielo esparcidas por aquí y allá, era probable que algunos fueran icebergs. Los rusos habían mandado sus fuerzas por tierra, dejando el frente marítimo casi expuesto —siendo casi, la palabra clave—; y no era una sorpresa, quien quisiera navegar por esas aguas no estaba en sus cabales: si lograban superar la niebla y seguían adelante, era probable que el hielo perforara el casco de sus naves; incluso el caer por la borda era una sentencia de muerte.

El hecho de que ahora mismo fuera de madrugada empeoraba la situación; aunque, el notar la diferencia entre el blanco del ambiente con el negro del cielo podía ser de utilidad. Es más, las estrellas podían medio verse, lo cual era peculiar, tomando en cuenta el clima; pero la luz de la luna llena* ayudaba a ese efecto. Quien tuviera básicos conocimientos del cielo nocturno, sabría que encontraría su camino al seguir la Estrella Polar; el detalle en si era poder ver esa sección del cielo en el momento preciso para poder zarpar y no morir en el intento.

La suerte estaba del lado del finlandés pues, justo cuando había emprendido su viaje pudo haber visto a Polaris, ahora sabía que debía seguir hacia el este y luego hacia el norte; el uso de las brújulas quedaba por completo descartado, la proximidad con el polo magnético de la Tierra por lo general estropeaba esos cacharros. En caso de que la orientación celeste le fallara, el seguir la costa, o lo que viera de ella, era de vital importancia; nadie prestaría atención a una pequeña lanchita en medio de tanta neblina aunque, si Simo los veía, era probable que ellos a él también.

Si bien los rusos habían concentrado sus fuerzas en tierra, eso no significaba que ahora mismo no estuviera librándose una batalla en el aire; al pasar frente a la costa de Kotka el sonido de los aviones se había hecho presente. A cien metros frente a la pequeña embarcación de Simo acababa de caer una avioneta de su país; las olas que creó el impacto casi volcan la lancha, y era completamente innegable que eso había interrumpido el sueño de Katyusha. La presencia de vehículos con radios ponía en peligro el que el francotirador solicitara auxilio a la Sociedad de Thule, debía valerse por si mismo hasta llegar a tierra, o bien de su fiel familiar.

La única esperanza que tenía en éste caso era que, a diferencia de los icebergs, los aviones eran bastante escandalosos y le daban cierta idea de dónde caerían por lo mismo; eso le daba la ventaja de poder maniobrar en el momento. Por fortuna, ninguno de ellos se estrelló cerca de ellos y la niebla los mantuvo ocultos de sus enemigos; habían pasado ya 25 de las 43 horas estimadas de viaje, estaba por así decirlo a la mitad del mismo y no habían siquiera tocado las aguas frente a Vysotsk.

Esa isla se les interponía, técnicamente, pues las aguas estaban tan congeladas que era posible pasar ahora a pie, aunque con sumo cuidado; el mejor curso de acción, en realidad, era llegar por Sovietskiy y desde ahí seguir a pie; aunque sería desviarse hacia el este más de lo que esperaba estaría entrando en territorio enemigo: no esperarían incurciones enemigas, y menos cuando ellos tenían la sartén por el mango, además, Simo tenía la ventaja de la sorpresa y movilidad, a éstas alturas quizá ya habría visto la necesidad de portar el uniforme ruso.

Seis horas y dos aviones hundidos en las gélidas aguas del Golfo después, el ESPer y su familiar pudieron desembarcar en Sovietskiy. Les quedaban 12 horas de caminata, mismas que podían pasar tranquilamente, caminando entre las filas enemigas; la clave era no llamar la atención, hasta ahora las tropas estaban más que nada preparándose para subir en las camionetas que les llevarían nada más ni nada menos, que a Viipuri. Si bien, el finlandés no podía sentir los resultados de tan frío ambiente, no le sucedía así a su cuerpo que, a final de cuentas era el de un humano; las opciones se redijeron a sufrir una posible amputación debido a congelamiento de extremidades o ir en un calientito camión rodeado de rusos, la respuesta era más que obvia.

Esas 12 horas se acortaron y se volvieron ocho, aunque un total suplicio para Simo; teniendo a sus enemigos tan cerca y casi servidos en bandeja de plata era una oportunidad difícil de resistir. Todos bajaron de las camionetas y cada capitán de pelotón estaba dando las instrucciones a sus hombres: debían acabar con la basura finlandesa, por Mainila y las cientas de familias asesinadas a sangre fría por esos degenerados. Se esperaba se sumaran a aquellos que ahora causaban un infierno en tierras finlandesas; los aviones y tanques eran lo principal en aquel lugar, mas los soldados a pie no se quedaban atrás y se llevaban su tajada de gloria.

Ésta era la oportunidad de Simo para poder separarse de los rusos, y continuar su camino hacia Meretskov; todo lo que pudo haber recolectado de información acerca de su objetivo, de boca de sus enemigos fue lo que él ya sabía... excepto por su localización, misma que escuchó mencionar, entre tanto alboroto, de las órdenes de un capitán a un soldado de infantería que ahora fungía como mensajero entre la presa de Simo y ese capitán.

—¡Cabo Zukovsky!— el capitán Nizhinsky, un hombre de aproximadamente 40 años, llamaba a un joven no mayor de 18 hacia una tienda de campaña repleta de municiones.

Los soldados corrían en grupos, con total disciplina, era increíble que muchos acababan de enlistarse a penas esa semana, buscando venganza. El chico, portando su fusil entró en la tienda, tras hacer el usual saludo militar hacia su superior esperaba sus órdenes.

—Lo que te daré ahora mismo, es de vital importancia lo entregues al comandante de 2º rango Kirill Meretskov —el asistente del capitán le sacó un cofre de metal, no mayor a una caja mediana de herramientas, y se lo dio al cabo — su cuartel general se encuentra en la alcaldía de éste pueblo.

El cabo, que no debía cuestionar a su superior pero se moría de curiosidad por hacerlo, no preguntó acerca del contenido de la caja, sólo dijo: ¡La cuidaré con mi vida, señor!

Y salió de la tienda de campaña, bajo su brazo, llevaba la prisión de un objeto cuyo origen se remontaba a la Era de los Dioses; algo que podía hacer que la balanza en ésta guerra favoreciera a la Madre Rusia... o a aquel que lo obtuviera.

Notas:
Disculpa la larga espera por ésta respuesta, y lo cutre de la misma; cualquier duda o mentada de madre, no dudes en contactarme y lo solucionaré.

*La fase lunar de ese día, efectivamente, era luna llena; puedes comprobarlo aquí, no me lo saqué de la manga.

Éste es el viaje, prometí que habría víctimas, pero creo que puede ser para el post que viene y así ganas más EXP de paso. Puedes tratar de interceptar al cabo Zukovsky y ver qué lleva la caja aunque, cuidado, esperan que llegue alguien a la base de Meretskov y con un paquete sin violar.
Herr Doktor
Admin
avatar
Mensajes :
132

Localización :
Top Secret

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Simo Häyhä el Mar Nov 01, 2016 8:42 pm

Un viaje movidito y cargado con problemas, primero habia tenido que dejar el bote en que venia, para luego estar caminando un tiempo y ver tropas rusas. Me escondí y me cambié de atuendo, lastimosamente para mi, el frio se hacia sentir. Sin mis ropas especiales, solo poseia la resistencia ambiental que un humano comun y corriente. No quedaba alternativa, debia pedir a un camion de tropas ruso que me llevara al campamento a fin de obtener mas informacion de mi objetivo

Aunque los demas no puedan verla y escucharla, Katyusha puede verse en forma espiritual o fisica -Parece que te vas a meter en la boca del lobo, pronto llegaremos al campamento base, deberias ir preguntando sobre tu objetivo, cuando bajemos de este vehiculo ire recorriendo el campamento por si escucho algo interesante que nos facilite nuestra mision - Parece que Katyusha se ha interesado en la mision, eso me gustaba por que seria mas facil poder ocupar mi francotirador

Tras bajar del vehiculo, parto a las barracas preguntando a todos lo mismo, afortunadamente Simo sabia hablar aleman y ruso gracias a sus dias fuera de la guerra -"Quien está al mando en este lugar? Necesito actualizar mi mision" - tras muchas respuestas vagas, me he dado cuenta que no son personas de alto rango para conocer mas que lo que es dicho por sus superiores, salgo de las barracas buscando a los altos rangos hasta que escucho una conversacion interesante, parece ser que mi objetivo iba a recibir un paquete por parte de un joven soldado, esto era muy muy interesante, una apertura para acercarme. Tras salir de la tienda lo seguí de cerca hasta poder llegar a un punto donde no podria pedir ayuda y quitarle su caja. Katyusha me habla diciendome la ruta que el soldado previsiblemente seguiría hasta su punto de entrega, segun Katyusha, hay una serie de callejones que pueden servir como lugar para dejar un cadaver, los soldados no se atrevian a entrar por que no tenian luces potentes y no querian que algo los atacase, que mejor lugar para un "atajo". Veo una oportunidad magistral para poder cometer mi artimaña, me acerco con rapidez antes que pueda cruzar por una avenida y le digo - Soldado, me ha mandado el capitan para acompañarte en tu entrega, pues necesitas a alguien que pueda confirmar tu pertenencia al ejercito, pues otras patrullas están aniquilando a los ultimos pobladores de aqui, pueden pensar que eres un civil que se escabulló, y pedir confirmacion por radio, conozco un atajo por dentro de los edificios para evitarte los problemas - Tiré del soldado hacia el callejon repitiendole lo mismo, para que confiara. Tras tener confirmacion de Katyusha que nadie seria capaz de darle apoyo, saco mi daga y la apunto contra su cuello, propinandole 2 cortes limpios con unaa daga electrificada que apenas abre las heridas, las cauteriza con su electricidad, ahora el pobre soldado no podia hablar ni pedir auxilio

Stats y Habilidades:


Estado de Simo:

HP: 750HP (100%)
SP: 735SP (81.7%)

Habilidades Neutras:

ESPer Electro 3: Daga Electrificada: su Shocker es una daga hecha de tungstenita cargada, capaz de aumentar en gran medida su capacidad eléctrica, pudiendo electrificar su cuerpo y atacar a mediana distancia con pequeños rayos eléctricos y a corta distancia con choques de carga.
EFECTO:
Efecto de corta distancia: cuesta 75 MP y dura 3 turnos durante los cuales sus tiradas de ataque normal recibirán una bonificación de +135.
Tipo: neutro al activarse, automático durante los demás turnos de efecto.

Habilidades automaticas:

-Utiliza una Daga/Cuchilla de tungstenita cargada, llamada Shocker
EFECTO:
Bonifica en +15 las tiradas de ataque y bloqueo en que se utilice el arma.
Tipo: automática pues son las cualidades del arma.

Efectos Activos:

-Simo le da 2 cortes a la garganta, impidiendo que hable, el soldado no lleva armas por estar en territorio ruso (al menos eso pudo notar Simo)

Dados:

#1 y #2 son ataques con Shocker (daga)
Simo Häyhä
Humano
avatar
Mensajes :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Zufall el Mar Nov 01, 2016 8:42 pm

El miembro 'Simo Häyhä' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'Acción ofensiva' : 4, 10, 4, 10, 3, 10

--------------------------------

#2 'Acción ofensiva' : 1, 6, 10, 2, 8, 10
Zufall
avatar
Mensajes :
23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Herr Doktor el Dom Nov 20, 2016 4:40 pm

Iván Zukovsky era un patriota soldado ruso no mayor de 18 años, se había enlistado al ejército no tenía ni un mes; cuando ocurrió el ataque a Mainila y se supo que había sido orquestado por los Finlandeses, no lo pensó dos veces y pidió lo enviaran hacia ese frente. Cuando el capitán Nizhinsky le confió un paquete para el comandante de 2º rango Kirill Meretskov no podía creerlo; él era quien estaba lidereando las operaciones en Helsinki y, por lo tanto, significaba que su misión era una de máxima seguridad.

Podría decirse que tenía un poco de pánico, podían matarlo en el proceso, el mensajero siempre muere; sin embargo, el morir por una causa patriótica no sonaba tan mal. Él iba divagando al respecto, en la calle principal, cuando uno de sus compatriotas le habló y lo que decía le pareció tan lógico que lo siguió... decisión que ni pasados cinco minutos se arrepintió de tomar una vez sintió la cuchilla atravesando su garganta. Lo último que vio, antes de perder el conocimiento, fueron los fríos ojos de Simo y la caja que no sería capaz de entregar; su misión estaba arruinada.

卍 卍 卍 卍 卍 卍 卍

En la calle principal, de donde Simo atrajera a Iván, se encuentran doce pelotones de soldados rusos; por fortuna los aviones se encuentran a las afueras de la ciudad, pero hay nueve tanques patrullando Viipuri en los caminos que lo permiten. Hay un grupo de refugiados siendo sacado de la ciudad por la milicia, están siendo fusilados en el paredón detrás del Ayuntamiento. Ha comenzado a llover, tal pareciera que el cielo llora la cercana muerte de Zukovsky, pues comenzó luego de que él se desmayara.

Lo que le esperaba a Häyhä, si deseba pasar desapercibido diciendo que era el chico al que acababa de atacar, eran tres retenes en la puerta delantera del Ayuntamiento donde debía comprobar su identidad. La entrada trasera está resguardada para que nadie trate de liberar a los prisioneros finlandeses; todo el edificio está rodeado por soldados armados con fusiles. De cierta forma, el llevar la caja le servía como llave para abrirse paso entre las varias barreras.

Si decidía mandar a Katsusha como exploradora, ella podría ver que hay una alcantarilla en el patio trasero del edificio; una que no está resguardada y la oculta un generador eléctrico alto como un adulto, por fortuna, había una muy cerca de donde había dejado a Iván. El finlandés debía elegir rápido, pues Meretskov espera que llegue un soldado con su paquete y pronto.

Notas:
Disculpa de nuevo la larga tardanza y la baja calidad del post; las semanas anteriores no había podido mas que manejar las afiliaciones y eso en momentos libres, además, pensaba que había guardado todo el progreso que llevaba en un bosquejo... y resultó que no. Cualquier duda o mentada de madre, me dices, y cambio el post.

Resultado de las tiradas

#1 'Acción ofensiva' : 4 + 10 + 4 + 10 + 3 + 10 = 41 + 60ATK + 135(Electro 3) + 15(Shocker) = 251

#2 'Acción ofensiva' : 1 + 6 + 10 + 2 + 8 + 10 = 37 + 60ATK + 135(Electro 3) + 15(Shocker) = 247

Infantería de a pie:
Fuerza C --> 8d10/+75 ATK físico/+25 bloqueo  
Resistencia D --> 600 HP/5d10/+15 bloqueo
Agilidad E --> 2d10/+15 esquives/+5 bloqueo
Estamina D --> 600 EP/+45 tiradas de habilidad

HP Zukovsky: 600 - 498 = 102HP

Zukovsky no puede tirar defensa dado que no esperaba ser atacado por uno de los suyos; él sigue vivo, no puede moverse pues está en shock por electrocución, tienes un turno para ocultarlo, pues al cauterizarle la herida no se desangrará (le tomará 10 turnos el dejar de estar en shock... pero cuatro para morir por la falta de sangre en el cerebro).

Si decides pasar por los tres retenes, sólo puedes pasar el primer retén en el siguiente post, los demás deben ser narrados por staff. Al haber dos entradas, debes escoger entre las dos, ambas tienen el mismo grado de dificultad y peligro para Simo; sin embargo, dependiendo de cuál elijas es el cómo lo reciben en las oficinas de Meretskov: si entras por la alcantarilla, no creerán que eres Iván, mas si elijes los retenes, debes comprobar tres veces que lo eres (como dato, Iván lleva su identificación con fotografía, dentro de su chaqueta).
Herr Doktor
Admin
avatar
Mensajes :
132

Localización :
Top Secret

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Simo Häyhä el Vie Nov 25, 2016 4:02 pm

Habia podido acuchillar al joven, no se esperaba un ataque sorpresa con electricidad en su cuerpo.

Ahora el joven estaba desangrandose, no se lo merecia, esto no era un lugar para el - Joven, no se tu nombre, tampoco me importa, esta guerra no te hará bien, ahora mirate, un enemigo logró engañarte y caiste completamente en la trampa de un francotirador....lamentablemente fuiste una victima más de esta guerra.....lo lamento joven, pero esto no me gusta para nada, solo necesito matar a tu jefe y me iré de este lugar.....dejame revisar tus ropas.... - Me agaché, le hablaba a un hombre desmayado, su cuello estaba cortado y cauterizado, no se como sigue vivo, debió morir en el acto, pero morira por falta de oxigeno en el cerebro, debo ocultar a este hombre. En el callejon habian unos cuantos botes de basura, antes de dejarlo, reviso sus ropajes para encontrar su documentacion para ser identificado, parece que su imagen me imperdira usarla a mis propositos.....pero su rostro es muy similar al mio...

Pues no son diferentes, puedes claramente intentar adulterarlo con una marca electrica, o incluso en las puertas de entrada, por que si el objetivo es tan importante debe tener una cantidad de guardias que no podrias resistir solo....Quiza haya otra forma, pero lo que mas te recomiendo es no abrir el paquete - Al parecer Katyusha queria que fuera de forma que puedan creerme que soy el mensajero, suena divertido, aunque parece que habrá posibilidad de fallo.

El joven no merecia morir asi, era mejor acabar todo. Lo dejé desnudo y la ropa la quemé de un choque electrico, ahora el joven. Tras un poco de tiempo, el rostro del joven estaba quemado con electricidad, yacía muerto y no debia preocuparse de las ratas, en el momento que alguien abriera esto, explotaria una trampa que puse con las granadas del soldado que maté en Helsinki. Tambien serviría como distraccion si me descubren.

Ya estaba en camino cuando pasa una patrulla cerca, menos mal habia salido rapido del callejon, me hicieron unas preguntas rapidas - Lo siento, no he visto nada de lo que me dicen, tal vez haya algo en las casas abandonadas de allá atras, no quise entrar por miedo a que hubiera alguien armado y yo con un francotirador que de nada sirve de cerca, podrian ocuparse ustedes de eso? Debo entregar este paquete....Eh....Donde puedo encontrar al Comandante Meretskov? Por alla? Gracias! Dasvidaniya! - Ya estaba camino al puesto de control, saludaba a muchos soldados, para ver si quiza alguno me ayudase a entrar mas facil pero parece que no será asi.

Ahora estaba en el primer puesto, estaba mostrando la ID del soldado al que maté, era tiempo de pasar por otros 2 puestos de control antes de entrar mas a fondo en la alcaldia y acabar mi objetivo.

Si no puedo pasar a la buena, electrocutaré a los guardias y pasaré en silencio para que no puedan detectarme

Acciones:
Simo tenia puesta la chaqueta de Ivan y ahora estaba en el primer puesto de control, la ID estaba adulterada con una quemadura electrica, para hacer similares los rostros para pasar mas facil, Katyusha ha ido por su cuenta a investigar a traves de las lineas electricas del lugar, pero le costará entregarmela, al siguiente turno no la tendré hasta entrar a la alcaldia donde me dará informacion del lugar
Simo Häyhä
Humano
avatar
Mensajes :
22

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Killing Kirill Meretskov [Misión 30/11/1939]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.